YK-11

YK-11

Myostatin inhibitor ( YK-11 )

YK-11 es uno de los SARMS más nuevos y potentes que se han desarrollado junto al S-23. Fue estudiado en 2011 por el investigador japonés Yuichiro Kanno. Es un SARMS e inhibidor de la miostatina al subir los niveles de follistatina, por lo tanto, tiene un doble efecto.

La miostatina es un componente genético que regula el potencial de crecimiento muscular, mientras más miostatina menos crecimiento muscular, pues bien, la follistatina hace el efecto contrario, es decir, baja los niveles de miostatina y por consiguiente se aumenta el crecimiento muscular.

YK-11 ha sido clasificado como un SARMS, pero tiene una estructura química muy similar a la DHT (dihidrotestosterona). Según los estudios, tiene mejores efectos de construcción de músculo que la DHT. Podría decirse que es un híbrido entre un esteroide anabolizante y un SARMS.

Su nombre químico es (17-alpha,20E) 17,20-[(1-methoxyethylidene)bis(oxy)] 3-oxo-19-norpregna-4,20-diene 21-carboxylic ácido metil ester

El SARM YK-11 se adhiere al receptor de andrógenos, y aunque los SARM tienen precisamente la ventaja de no generar efectos negativos asociados a la actividad androgénica, en este caso y quizá debido a su extrema potencia parece que sí pueda provocar algunos efectos androgénicos como aumento del vello o cierta actividad sobre la próstata, por lo tanto, no se recomienda en mujeres.

Muchos atletas que lo consumen aseguran que obtienen buenos incrementos en masa muscular, fuerza y composición corporal además de la mejor recuperación. Ofrece un mayor bombeo y congestión a la hora de entrenar, ya que mejora la circulación de la sangre.

Por otro lado, no tiene retención de líquidos, ralentiza el proceso de envejecimiento de las células, puede promover la quema de grasa, y evita la pérdida de masa muscular en déficit calórico.

Todo esto teniendo en cuenta que no es un fármaco que haya sido usado en humanos y que su efecto a largo plazo al igual que otros SARM no han sido establecidos ni estudiados.

YK-11 presenta un éster metílico que inhibe su metabolismo hepático. Esto lo hace muy biodisponible oralmente. La evidencia no muestra que exista toxicidad hepática.

En resumen, el SARMS YK-11 puede ser tan eficaz como la testosterona en términos de ganancia de masa muscular y potencia, pero también puede tener efectos secundarios negativos, aunque más suaves que la propia testosterona.

Uso y dosis

  • La vida media está entre 12 y 14 horas, por lo que lo ideal es tomarlo en 2 veces al día, es decir cada 12 horas.
  • La dosis media es de 5 a 10 mg. al día.
  • Tomado sublingual se dice que mejora la biodisponibilidad.
  • Se afirma que hay quien pueda llegar a los 30 mg. e incluso 50 mg. al día consiguiendo muy buenas ganancias sin casi efectos secundarios, pero esto no es sensato y menos sin ser una sustancia probada en el tiempo, por lo que no aconsejaría pasar de 10 mg. al día.
  • Al ser un derivado de la DHT no se recomienda en mujeres.

¿Estas interesado en adquirir este producto?

SIGUENOS

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      SUSCRIBETE

      Regístrate y obtén un descuento.

      [mailerlite_form form_id=2]

      No enviaremos spam a los buzones de correo de nuestros clientes.

      Copyright © 2022 Todos los Derechos Reservados. Diseñado por Chochofy.

      Chochofy
      Logo